This post is also available in: English (Inglés)

Manejo del dolor

Aunque actualmente no existe un tratamiento eficaz para la pancreatitis crónica, Mission: Cure está trabajando para acelerar las terapias y los tratamientos para la enfermedad. El estándar de atención para la pancreatitis son los cuidados paliativos y el manejo del dolor… ¡los pacientes de pancreatitis merecen tener acceso a una cura!

El dolor es un tema difícil que suele evitarse. Sin embargo, este juega un papel central en la vida de los pacientes con pancreatitis crónica y sus cuidadores. Por lo tanto, es importante comprender las causas, el impacto y las opciones de tratamiento del dolor de la pancreatitis crónica.

Comprensión del dolor de la pancreatitis crónica

¿Qué es el dolor crónico?

vector image of a person in pain holding their stomach El dolor crónico es un dolor continuo y recurrente que dura más del curso habitual de una enfermedad o lesión aguda, o más de 3 a 6 meses. El dolor crónico difiere del dolor agudo. El dolor agudo es útil porque le envía a nuestro cuerpo una señal de que necesita descansar o hacer algún cambio, y se espera que se resuelva. El dolor crónico es continuo y no tiene una función útil; en cambio, el dolor en sí mismo se convierte en el problema. El dolor crónico afecta el bienestar de la persona de manera negativa. 50 millones de estadounidenses sienten dolor crónico. 

¿Qué causa el dolor de la pancreatitis?

La pancreatitis crónica se produce cuando el páncreas se daña por inflamación, irritación o hinchazón durante un período prolongado. Puede suceder por una variedad de motivos; por ejemplo: genética, cálculos biliares, afecciones autoinmunes y factores ambientales. La pancreatitis crónica afecta a personas de todas las edades desde niños (pancreatitis pediátrica) hasta adultos en los Estados Unidos y en todo el mundo.

El síntoma más común de la pancreatitis crónica es el dolor abdominal y más del 80 % de los pacientes lo sufren. Sabemos que el sistema del dolor es increíblemente complejo. Las investigaciones muestran que el dolor crónico está relacionado con cambios en el cerebro. Por desgracia, el sistema del dolor puede dejar de funcionar de forma correcta o de la forma en que debería hacerlo en personas que sienten dolor crónico. Además, los sistemas del dolor pueden fallar. Por ejemplo, algunas personas sienten dolor en el páncreas aunque se les haya extirpado en una pancreatectomía total y autotrasplante de islotes (Total Pancreatectomy and Islet-Autotransplantation, TPIAT)

¿Qué factores contribuyen al dolor crónico? 

El dolor crónico puede estar influenciado por factores sociales, psicosociales y biológicos. Esto se explica por una comprensión biopsicosocial del dolor

Los aspectos culturales, el estado socioeconómico, las interacciones sociales y con los compañeros y los factores parentales y familiares juegan un papel en el dolor crónico. El dolor también puede verse influenciado por factores psicosociales, como las creencias individuales, los mecanismos de superación, el estado de ánimo y el afecto y la ansiedad y el miedo. Los factores biológicos pueden afectar la percepción del dolor, que incluye aspectos de la salud o la enfermedad, el procesamiento del dolor y el sexo y el desarrollo de la pubertad del paciente.

Todos los factores antes descritos también pueden verse influenciados por diferentes hábitos de salud, como el sueño, el tabaquismo, la actividad física, las creencias sobre la salud y el abuso de sustancias.

¿Cómo el dolor crónico afecta a los pacientes?

¿Cómo afecta el dolor a los niños y a los adultos? 

El dolor puede afectar la vida de los pacientes de muchas maneras diferentes. Las personas pueden sufrir una reducción de su funcionamiento físico, lo que significa que ciertas actividades pueden volverse difíciles o imposibles. Algunos pacientes tienen problemas para dormir y cumplir sus funciones en contextos sociales o laborales. Los niños que padecen dolor pueden tener dificultades para asistir a la escuela y desempeñarse bien. En general, puede ser un desafío funcionar a nivel social. El dolor también puede reducir el funcionamiento psicológico de los pacientes. Por ejemplo, el dolor crónico puede causar estrés, preocupaciones y ansiedad. Por desgracia, la depresión es común entre las personas que padecen dolor crónico.

¿Cómo afecta el dolor a los familiares y los cuidadores? 

Cuando un niño padece dolor, la situación puede afectar a los padres y a toda la familia. Los padres tienen sus propias respuestas emocionales al diagnóstico y al manejo del dolor crónico de su hijo. Muchos se sienten desalentados por la falta de un diagnóstico claro o un plan de tratamiento y se enojan, se preocupan o se asustan por la condición del niño. 

Dolor por la pancreatitis: evaluación, tratamiento y manejo

Evaluación del dolor por la pancreatitis                                               

El dolor crónico es multidimensional y difícil de evaluar y tratar. Se necesita una evaluación amplia para crear un tratamiento integral. Se deben considerar los siguientes factores del dolor:

  • Intensidad/gravedad
  • Ubicación
  • Duración, frecuencia
  • Calidad (neuropático y nociceptivo)

Es importante saber cómo el dolor impacta a la persona para evaluarlo. Dado que la ansiedad y la depresión son muy comunes entre los pacientes con dolor crónico, se deben abordar los síntomas relevantes.

El sistema del dolor es complejo e involucra al cerebro. Analizar el cerebro puede brindar información importante sobre las causas y la modulación del dolor. Al analizar el cerebro, sabemos que los pacientes adultos con pancreatitis son más sensibles al dolor por presión y que la modulación del dolor está alterada.

Tratamiento del dolor crónico y recurrente

El dolor debe evaluarse de manera integral y tratarse con diferentes enfoques. Estos enfoques implican educación, terapias farmacológicas y fisioterapia. Las terapias complementarias y alternativas y las intervenciones psicológicas pueden ayudar.

Las terapias psicológicas son un método importante para el manejo del dolor crónico y recurrente en niños y adolescentes.

Manejo personal del dolor

El manejo personal es una acción del paciente para controlar o minimizar el impacto de una afección crónica en la salud física. También implica el manejo de los problemas psicosociales que resultan de la afección.

Las pautas que abordan la atención óptima del dolor para adultos y niños recomiendan el manejo personal del dolor. Es importante desarrollar la autoeficacia para manejar sus síntomas específicos y la enfermedad. Puede ser útil aprender nuevas habilidades y comportamientos para vivir bien con una afección crónica. Estas habilidades pueden incluir actividad física, intervenciones para dormir y estrategias de relajación.

Dolor por la pancreatitis: conclusiones

El dolor reduce la calidad de vida de los pacientes de manera significativa. Es un síntoma frecuente, angustiante y perjudicial para las personas que padecen pancreatitis crónica. El dolor también es un fenómeno complejo que requiere un enfoque de tratamiento de diversas vertientes que aborde factores biológicos, psicológicos y sociales. 

La Dra. Tonya Palermo es psicóloga y profesora de Anestesiología y Medicina del Dolor en la Universidad de Washington. También es directora asociada del Centro para la Salud, el Comportamiento y el Desarrollo Infantil en el Instituto de Investigación Infantil de Seattle.

Este artículo está basado en nuestro seminario web “Vivir con dolor crónico y pancreatitis: avances en la evaluación y el tratamiento” con la Dra. Tonya Palermo. Puedes ver la grabación aquí