This post is also available in: English (Inglés)

Lo que debes saber sobre la pancreatectomía total y autotrasplante de islotes (Total Pancreatectomy and Islet-Autotransplantation, TPIAT)

La TPIAT, o pancreatectomía total y autotrasplante de islotes, es una cirugía principalmente para personas con pancreatitis aguda recurrente y crónica. Implica la extirpación completa del páncreas y el almacenamiento de las propias células de los islotes del paciente. Si padeces pancreatitis, es posible que tengas preguntas sobre la cirugía TPIAT.

Pensando en la TPIAT

Padezco pancreatitis crónica. ¿Debería someterme a la cirugía TPIAT?

La pancreatitis causa dolor intenso y lesión en el páncreas. Las personas con pancreatitis aguda, aguda recurrente o crónica pueden tener dolor debido a la estenosis o cálculos que obstruyen el conducto pancreático, inflamación o cambios anatómicos como seudoquistes. Las causas de la pancreatitis pueden variar. Muchos pacientes tienen factores genéticos que los ponen en mayor riesgo de padecer la enfermedad.

a pancreatitis se trata mediante un enfoque escalonado. Esto significa que el primer paso para el tratamiento es la terapia médica; la terapia quirúrgica no se considera a menos que la terapia médica no funcione. Por desgracia, la terapia médica para la pancreatitis es limitada. Sin embargo, incluye terapia de apoyo para la exacerbación, un programa de manejo del dolor de pancreatitis crónica, terapia de reemplazo de enzimas pancreáticas (pancreatic enzyme replacement therapy, PERT) y terapias antioxidantes. 

En el caso de los pacientes con estenosis o cálculos, la terapia endoscópica podría considerarse como la segunda opción de tratamiento cuando las terapias médicas no funcionan y el dolor persiste. La terapia endoscópica, también conocida como “colangiopancreatografía retrógrada endoscópica” (CPRE), utiliza un endoscopio que desciende hasta el conducto pancreático para extraer cálculos o colocar endoprótesis vasculares a través de las estenosis.

Si las terapias médicas y endoscópicas no funcionan, podría ser apropiado considerar los procedimientos quirúrgicos. En el caso de los pacientes con una enfermedad que afecta a todo el páncreas, la TPIAT se considera el procedimiento quirúrgico principal. La TPIAT podría ser la única opción quirúrgica en el caso de pacientes con un conducto pancreático pequeño o de tamaño normal porque ciertos procedimientos para drenar el conducto no son factibles.

¿Quiénes deberían pensar en la TPIAT?

Se puede pensar en la TPIAT cuando:

  • La pancreatitis (pancreatitis crónica grave o pancreatitis aguda recurrente) es la causa del dolor abdominal
  • El dolor es lo suficientemente intenso como para causar discapacidad
    • Esto incluye faltar a la escuela y al trabajo y no participar en la vida familiar
  • El dolor es lo suficientemente intenso como para provocar dependencia a los opioides
  • Hay islotes que funcionan
  • La cirugía es ideal para pacientes no diabéticos
  • Se manejan las comorbilidades de salud física y mental para que la cirugía se pueda realizar de manera segura
  • El paciente debe poder dejar de fumar antes de la cirugía y a largo plazo
  • El paciente está dispuesto a comprometerse con una recuperación difícil, una dependencia de por vida a las enzimas pancreáticas, riesgo de diabetes y control de por vida de las complicaciones

¿En qué momento se debe pensar en la TPIAT?

Qué tan pronto se debe pensar en la TPIAT depende de la persona. Factores como el curso de la pancreatitis y la causa de la enfermedad son importantes cuando se piensa en una intervención quirúrgica. Someterse a una cirugía TPIAT muy pronto puede tener desventajas: es una cirugía mayor que conlleva riesgos, seguimiento y tratamiento de por vida. Sin embargo, una intervención temprana también tiene ventajas. Por ejemplo, es posible que las masas de los islotes se conserven mejor, lo que reduce el riesgo de dependencia a la insulina a largo plazo de los pacientes. Además, cuanto antes se realice la intervención, menos se dañarán los nervios y los pacientes tendrán la posibilidad de aliviar el dolor por completo.

Si la TPIAT es una opción, los pacientes deben evitar las resecciones parciales y los procedimientos de drenaje. El motivo es que el autotrasplante de islotes tiene menos éxito cuando se realizan otras cirugías primero.

Alivio del dolor, extirpación del páncreas y autotrasplante de islotes: ¿en qué consiste la cirugía TPIAT?

En el caso de los pacientes con pancreatitis crónica grave, el objetivo principal de la TPIAT es el alivio del dolor. La cirugía TPIAT implica la extirpación del páncreas, lo que alivia el dolor y mejora la calidad de vida. Además, a través del autotrasplante de islotes, el paciente recibe sus propias células de islotes. Esto se hace para prevenir o minimizar la diabetes. Si se extirpa el páncreas sin autotrasplante de islotes, el paciente sería diabético insulinodependiente después de la cirugía.

En una pancreatectomía total (PT), se extirpa todo el páncreas, así como el duodeno y el bazo. Después, se conectan los intestinos y el conducto biliar, y algunos pacientes pueden necesitar suplementos nutricionales a través de una sonda de alimentación.

En el autotrasplante de islotes (islet autotransplant, IAT), las propias células de los islotes del paciente se infunden en la vena porta del hígado. Esta infusión desencadena una respuesta inflamatoria, que al principio daña las células, por lo que todos los pacientes son dependientes de la insulina al inicio después de la cirugía. Si todo funciona bien, los islotes se injertarán con el tiempo en el hígado y, una vez injertados, responderán a la glucosa liberando insulina.